Alberto Lescay: Soy un esteticista de lo bello

Hacer las cosas bien es la principal «manía» del notable pintor y escultor santiaguero, autor del monumento ecuestre del Titán de Bronce y presidente fundador de la veinteañera Fundación Caguayo, a quien le causan mucho daño la chapucería, la grosería y lo sucio, tanto en el orden ético como estético.

El 2015 fue el año 20 de la Fundación Caguayo para las Artes Monumentales y Aplicadas. Orgullosamente santiaguero, su artífice, el reconocido escultor y pintor Alberto Lescay, premio Maestro de Juventudes, no olvida lo difícil que resultó darle forma a ese gran sueño. «Hubo que convencer a muchas personas de la significación que reviste un proyecto de este tipo, de lo cual entonces no había experiencia en Cuba, ninguna tradición», recuerda en su cercano diálogo el autor del monumento ecuestre al Titán de Bronce Antonio Maceo de la Plaza de la Revolución de Santiago de Cuba

«En aquel momento lo decisivo, lo más importante, era el compromiso ético, moral, que se asumía. Sin dudas la Fundación, una institución de carácter público no lucrativa, se pudo hacer realidad por la confianza que se tenía en mí, comenzando por el notable intelectual Armando Hart, entonces ministro de Cultura. Ese hecho, por supuesto, es lo primero que agradezco.

Continuar leyendo “Alberto Lescay: Soy un esteticista de lo bello”